KAKA DE LUXE

Crossdressing Girls: nº1 en su género y sin ánimo de lucro.









































BUSCO LA CROSSDRESSER SUPER LOLITA.
DEJA LOS ENLACES A TUS FOTOS EN COMENTARIOS.


¡LA ELEGIDA TENDRÁ TODA UNA ENTRADA ESPECIAL PARA ELLA SOLA!















































































































































































METE A UN NEGRO EN TU MATRIMONIO













I LIKE IT















MI SUEÑO: YO Y EL TÉCNICO CALVO DEL GAS

Lo estabamos esperando hacía rato. El tío llegó todo chulo y sudoroso dos horas tarde. Aunque estaba buenísimo, le metimos (mi mujer y yo) una bronca monumental. Nos sonrió de tal manera a los dos mientras se bajaba lentamente la cremallera del mono (no llevaba camiseta debajo) que seguramente Marta se corrió en aquel mismo momento. Por mi parte: se me hizo el culo agua y maldecí por no haber quedado a sola con él. Era calvo de maquinilla e intentaba calmar los ánimos y pedir perdón con todo su encanto de macho. Olía a polla, sudor y metal. Lo dejamos que hiciera en la cocina no sin mirar de reojo, los dos, su culo. Yo para disimular le hice una mirada de celoso a Marta y ella me guiño desafiante (es mi femenina y juguetona). Mientras subíamos las escaleras ella me sonrió picaronamente y se levantó su vestidito en broma. Primera dirigió sus braguitas hacia mi pene y luego a la cocina. Actualmente, ella no sabe de mi travestismo y mi pasión por la pollas pero nota que un buen cuerpo me hace vibrar (masculino o femenino). En una ocasión vimos una peli gay muy fuerte por equivocación (jo,jo) y se me puso morcillona la polla entre los calzoncillos. A ella le encantó mi calentón y mi (falso) cabreo por su insistencia a continuar viendo aquellos osos dandose por culo...

Llegamos al aseo de la primera planta y comenzamos a sobarnos. Le introduje un dedo en el coño y otro en el ano. Acabamos follando a escondidas de la manera que más nos excita hasta la fecha: explicandonos cerdadas, esta vez sobre el guapo y musculoso técnico calvo que no dejaba de hacer ruido allí abajo. Marta, a media voz, explicaba como nuestras dos pollas rozandose la iban penetrando, sudorosa y vestida con el mono de trabajo de aquel guapetón. Pero yo me imaginaba para mis adentros, con el traje de boda de mi mujer, ella mirando incrédula mientras me penetraba el inmenso falo del calvo. Os parecerá extraño lo del traje de boda, pero realmente tendríais que verlo. Nos casamos en las Vegas hace 7 años y mi mujer eligió lo más guarro, pero elegante, que nos ofrecieron en una psicodélica y aberrante tienda liberal de aquella ciudad. Hasta mi suegra le hubiera chupado el coño a su puta hija y me hubiera dejado petarle el culo. Ella organizó todo aquello antes de llegar a los USA con la colabaración de un amigo gay... El falso y baboso cura de la ceremonia se puso palote y durante la colocación del anillo llegó a manchar su pantalón. Los testigos de alquiler no dejaban de comersela con la mirada. Hasta la fotógrafa la alagó en terrible español con un inteligible piropo. A la salida de la ceremonia nos hicieron demasiadas fotos y algunas ofertas en inglés que mejor no haber entendido (no se qué de chuparle los pies a Marta...). Mi mujer se corría de gusto y yo me sentía el cornudo más grande de la tierra. Estaba esplendorasa con aquel mini vestidito blanco, la medias y los tacones del Maripaz que escondió en la maleta... Habíamos ido en limusina (follando) y pensábamos que habrían cuatro gatos en aquella falsa iglésia yanki...

En el hotel le pedí por despecho y por primera vez que me chupara el culo (ahi comenzó toda mi carrera hasta la actualidad). De regalo, sin pedirlo y ante mi sorpresa, Marta me introdujo el mango de un cepillo de pelo de su necesser hasta el fondo de mi ser. Y comenzó a explicarme no se qué cerdada con el cura y la fotógrafa. Le encontré gusto a lo de las historias verdes, a la humillación de sentirse un calzonazos y al sexo anal que ella no me reprochaba. Marta se tragó ese día siete u ocho películas de shemales, bisexuales y lesbianas. Se partió el culo cuando me puse el traje de novia y lo volví a dejar sobre las maletas tras un streapse deplorable. Aquella noche se expuso desnuda ante la gran ventana del hotel.  Primero con la luz apagada y luego con la penumbra de una lámpara tapada con el velo de novia. Yo me excitaba pero a la vez me moría de rabia, celos y vergüenza por su ocurrencias de puta... Me odiaba por no buscar al negro de recepción y permitirle destrozar el chocho de mi mujer.

Volviendo a lo del calvo: todas aquellos recuerdos, el relato húmedo, la tensión sexual... y no nos dimos cuenta que el técnico del gas nos espiaba desde la puerta entornada. Yo si que pude ver de pasada y con el rabillo del ojo. Tumbé a mi mujer en el suelo a cuatro patas sobre el felpudo de la ducha, me colequé encima de ella, en pompa... y me coloqué un poco de mi saliva en el ano. Mientras me la follaba me imaginaba la cara del calvo, pajeandose como un cerdo, en un sueño bisexual, con la parejita de clientes a tiro para un doble anal... Algo grande, húmedo y caliente comenzó a rozar mi entrepierna...




 






















UN REGALO PARA TODOS
LOS CORNUDOS DEL MUNDO 


No comments: