SUCIAS PLATAFORMAS DE ESPARTO

Crossdressing Girls: nº1 en su clase y sin ánimo de lucro.

































































IMAGINATELOS CON MEDIAS Y TANGA.
¡DELICIOSOS CULITOS!






Hoy mientras volvía en tren del trabajo a casa me he dedicado a mirar a las parejitas. A esa hora de la noche casi todas son de universitarios cansados que no paraban de magrearse. Ellas con diminutas minifaldas tejanas y ellos con media hucha al aire. Llega un momento que es fácil confundirse y querer probar algo que hasta el momento era tabú. En las duchas del gimnasio he acabado más de una vez morcillón. Carne es carne y hay que decir que algunos adolescentes son tan ambígüos y delicados, sobre todo un rubito aniñado con ojitos verdes que sale con una tremanda rubia natural... Como me gustaría dirigirme a esa pareja para hacerles una proposición muy, muy indecente. Si alguna vez me atreviera lo haría vestida con una gabardina beige, botas altas y un apretado corpiño negro para remarcar que no tomo el sol desde hace mucho tiempo. Me imagino abriendo lentamente la gabardina y enseñando mi cadera desnuda, todo mi cuerpo recién depilado y las deliciosas venas de mi poya. Rubía platino y super bien maquillada. Seguro que el chico sentiría curiosidad y con el rollo de reirse de un travesti treintañero acabaríamos morreandonos los tres en algún oscuro bar. O incluso la chica y yo podríamos comartir igual suerte sobre el calido capó de un coche aparcado en un descampado a altas horas de la madrugada. Penetradas alternativamente por detrás. Notando su aliento y sus jemidos sobre nuestras espaldas. Incluso con un poco más de suerte convenceríamos al chico para travestirse. Acariciar su suave y rosada hucha, desde arriba hasta llegar a su ano virginal, arrugadito y húmedo. Mancillarlo con mis dedos recién chupados por su novia que me mira con admiración y lascivia mientras me aprovecho de su tembloroso "nene". Penetrarlo como a un perro sumiso mientras se aguanta de una baranda y yo le mantengo suspendido de espaldas, agarrando su cadera, besandonos y chupandonos las lenguas. Correrse dentro de él mientras agarro su verga. Y la chica saboreando mi culo con grandes lametazos y pequeñas escapadas hacia mis adentros con sus finos y juguetones dedos. Mi sueño acaba felizmente, cuando el chico decide ser mi traviesa esclava y la chica se abre de piernas mostrandome su precioso chocho, mendigando que la dejemos continuar una vida de vicio con nosotros. Ups!, creo que el traqueteo del tren me está haciendo sudar el culete. La verdad es que ya tengo planes para la jovencita rubia natural mientras su novio y yo no lo montamos:


¿TE LO IMAGINAS?




























AYUDA, HELP!!