ESPERANDO A MI MUJER Y SU AMANTE

Crossdressing Girls: nº1 en su clase y sin ánimo de lucro.

De repente empezó a sonar el timbre insistentemente, me quede parado en la puerta y la sensación de nervios ya me estaba matando. Debía ser un hombre atractivo y educado ya que mi mujer es una ejecutiva que sabe lo que le gusta. De mediana edad y bien formado. ¡Lo que iba a disfrutar con los dos!. Rápidamente abrí la puerta y un viejorro grandote, tosco, feo y agresivo me agarro de los pelos y dijo: ¡aquí estas putita, ahora vas a saber lo que es bueno!. (sigue al final de las fotos)





































Se me cayó la peluca del tirón y él se metió rápidamente para adentro. De mi mujer nada. Solo apareció aquel animal. Me coloco un collar rojo claveteado en el cuello y empezó a apretarlo como si fuese una perra. ¡Ven para acá que me vas a mostrar toda la casa, maricona!. ¡Así veremos el lugar donde te voy a follar!. Me arrastró del collar con fuerza. No podía creer lo que pasaba, como me trataba el maldito viejo verde. Extrañamente yo estaba muy caliente porque sabia que si era así de entrada podía esperarme mucha acción. Enganchó una correa al collar. Me empezó a decir cosas tan humillantes y bajas que hasta me daban ganas de acabar con aquello sollozando. Pero luego me inmovilizó las manos por detrás con unas esposas, me hizo agachar y caminar a cuatro patas. Recorrimos las habitaciones mientras tiraba de la correa. Se bajo los pantalones, se sentó en la cama de la habitación de invitados y me volvió a colocar suavemente la peluca. Yo estaba agachada de rodillas ante él. Ya era algo así como una prostituta.

Me agarró la cara y me escupió. Luego lo hizo en el interior de mi boca sin que se perdiera nada de su saliva. No sabía donde coño se había metido mi mujer. Aquello era demasiado para mi poca experiencia pero me gustaba. Que venga un degenerado y te trate como una cualquiera era aterrador pero cachondo. Así me escupió varias veces mientras me insultaba y me decía que no servía más que para joder. Se aseguró de hacerme entender que yo era una puta barata y de quien mandaba. Estaba deseoso de que me follara de una vez vestido de mujer. Me dio un bofetón suave y me dijo que le bajase el calzoncillo con mis dientes. Lo tenia tan apretado que casi me costó un empaste sacárselo. Mientras lo hacía él me gritaba: ¡Dale, que mi verga quiere entrar en tu boca!. Y me escupió un par de veces más. La situación era aberrante, ¡lo que me estaba haciendo!, me hacía sentir como una adolescente inútil e incompetente.

Cuando terminé de bajarle el calzoncillo su pene salió con toda la dureza que atesoraba aquel viejo. No había visto algo así ni en internet. Carnosa, venosa, gruesa, larga y peluda...¡que manjar!. De pronto vino lo que esperaba en mis sueños más sucios. Dirigí mis labios hacia su enorme y jugoso trozo de carne y, antes de que pudiera siquiera tocarla con la punta de los labios...se dió la vuelta y dijo: ¡Primero comeme bien el culo puta de mierda!. Casi me pongo a llorar. Me recorrió una sensación por el cuerpo. La cabeza me trabajaba a mil y mi pecho latía como nunca. Era inexplicable el gozo ante tal humillación violenta. No podía ser algo tan asqueroso pero a la vez tan intenso, pensaba para mis adentros. Viejo de mierda te voy a meter la lengua hasta hígado. Fue tan humillante pero tenía que hacerlo. El dominaba con su voz mis lindos labios teñidos de carmín. Tenían que pasar por su peludo ano de forma milimétrica y tocar su interior con delicadeza, antes de llegar a su enorme verga. Ese era mi premio. Por suerte lo tenía limpio y delicioso. Mi mujer nunca se comió el mio con tanto amor.

DEDICADO AL IMBÉCIL QUE SE BORRA Y SE VUELVE A APUNTAR DE LA LISTA DE SEGUIDORES DE ESTE BLOG. LO TUYO ES GRAVE.

AYUDA, HELP!!

FOLLAME, FOLLAME MUCHO

Crossdressing Girls: nº1 en su clase y sin ánimo de lucro.
































































AYUDA, HELP!!