EL CHICO DE ENDESA

Estaba yo super maqueada después de dos horas eligiendo la ropa (vestidito de fina polipiel negra como la chica de la derecha), los zapatos (ahora se llevan taconazos), la peluca (tipo: teñida con pretensiones) y los complementos más extremados de mi mujer. Me olvidaba de los veinte minutos largos del maquillaje y toda la tarde anterior viendo un vídeo de como se emperifollaban las modelos. Vamos, que cuando miré el increible resultado final se me hizo el culo agua. Era una auténtica sexy-mami reparada para ir a buscar a su prole a lomos de su impresionante todoterreno. Yo creo que ellas nunca bajan de sus vehículos a recogerlos porque van super extremadas. Eso me imagino en mi coche esperando a mi hija, totalmente empalmado. Por todo los medios intento que mi mujer no se entere del tema, me da un miedo y una vergüenza enormes, ya me enganchó una vez metiéndome el mango delicioso del peine. Por eso, en pocas ocasiones consigo una transformación "perfecta". Suelen coincidir con sus cursos de formación de doctora...total que llaman a la puerta...(sigue abajo)










El chico que apare por la mirilla es un manolote de unos 30 años con unas enormes gafas de pasta (caras). Moreno y parece que con buen culo (me lo imagino en pompa como en la foto de la derecha). Fornido pero elegante, con su traje de bodas y bautizos para embaucar a las marujas con falsas ofertas. Sus manos parecen demasiado grandes y fuertes (¿?). Me lo imagino recién despedido de la obra buscando trabajo como comercial. Me armo de valor y abro la puerta sonrojando. Una locura resultado de haber estado bebiendo vino blanco durante la trasformación. Él me mira y me dice: buenos días señora...el parrafón de Endesa. El tío no ve ni torta y me toma por una ama de casa, un bombón. Acabamos en el sofá rellenando formularios, bebiendo otra vez vino blanco y...el guapote me mete mano sin encontrar, por suerte, mi húmedo rabo. Nos comemos a besos (3 o 4 minutos interminables) mientras le toco y le saco la polla de la bragueta. Me la como como una loca babeante. Es grande y muy agradable a la vista. De rodillas y de espaldas le ofrezco mi culo, ya sin el mini vestidito de polipiel. Mi rabo, entre las piernas, escondido por delante. Me come el tigre de una forma increible. Cuantos anos adolescentes debe haber desvirgado. Espero que mi hija no practique el sexo anal con el idiota de su noviete...Como mete esa suave y carnosa lengua que hace un momento le he mordido. (sigue abajo)






























No aguanto más y saco mi polla y mis preciosos huevos justo debajo del ano. Para, ¿me pegará?. Comienza a hacerme la comida de rabo más excitante de mi vida...me tira contra el sofá, de espaldas, y me hace la traviesa más feliz del mundo. Gracias a dios que le va de todo...gracias. Me folla, me hace suya. Suena la puerta y entra mi mujer. Se que es ella. Pero él no me deja por el frenesí que le estoy ofreciendo. Además de miope es sordo. Vaya gilipollas. Carla nos mira alucinada y, sobre todo, a los perfectos, cuadrados y enormes glúteos del chico de Endesa que ya estaba pensando como encular. Tierra tragame. Fin.






No comments: