MI MUJER ME MIMA

Me descubrió con toda la casa patas arriba, su ropa más sexy revuelta sobre la cama y yo perfectamente maquillado. Vestido solo con un pequeño tanga negro rebosante ya de carne, unos calcetines blancos con borla hasta el tobillo y sus zapatos negros de charol. Los de las bodas. Totalmente depilado, un poco moreno de pote y lo justo marcado del gimnasio. Como soy delgadito, poco ancho de espaldas y caderas le parecí una adolescente, tal vez una amante. Mis piernas estaban perfectamente torneadas por las máquinas. La peluca a media melena rojiza disimulaba perfectamente mi corte de pelo militar. Tardó unos instante en reaccionar. En ese momento yo estaba contorneando mi cuerpo para salir lo más sexy posible en el video. Cerró la puerta del dormitorio de un golpe. No la esperaba tan pronto del viaje a casa de su madre. Me tumbé tembloroso en la cama esperando lo peor. Pero ella entró al cabo de quince minutos con un pepino enorme y el bote de la vaselina. Me cogió de los tobillos y se los colocó sobre los hombros. Se puso de rodillas ante la cama y empezó a comerme la polla. Todo ello sin mirarme a los ojos. Cuando me tuvo bien excitado comenzó a untarse los dedos en la crema y a introducirmelos. Primero uno, dos y finalmente aquella cosa dura y un poco rugosa. Yo con los ojos cerrados la dejaba hacer. Intentando no gemir o respirar muy fuerte. Aquella cosa tan grande no entraba sino un poco. Volvió a los dedos. Ya eran tres. Finalmente desistió del pepino ya que se dió cuenta que mi culo todavía era virgen y abrió el cajón de la mesita de noche. Ahora si que consiguió llenarme de goma hasta mis partes más íntimas. Noté todos las curvas y rocobecos de mi interior repletos. Se desnudó y comenzó a cabalgarme con la mirada más sucia jamás vista en su cara. Acerqué mi dedo índice timidamente a su ano. No dijo nada. La penetré con él. Y mientras los zapatos de tacón me iban matando dulcemente.




















Ahora ya nada es igual en nuestra relación y sobre todo en el sexo. Os invito a ser desvirgados por vuestra mujer o un desconocido. Una apariencia atractava os hará deseables. Hasta pronto amigas.


No comments: