MÁS MADERA, MÁS TRAVIESAS

Después de comerse una buena polla y de notar como fluía el semen desde su ano a su escroto se acordó que en aquella orgía también estaba su mejor amiga...su peluquera. Gracias a ella había conseguido contactar con aquellos musculosos gays que lo habian sodomizado a placer. Ella estaba masturbandose desde hace rato y deseosa de catar aquellos pollones todavía palpitantes. Había disfrutado mucho al principio de todo aquello maquillandolo y disfrazandolo de adolescente gótica. Se inspiró en una aprendiz que trabajaba para ella. Y también había disfrutado mientras lo desnudaban y se lo follaban tres fornidos viciosos. Verlo retorcerse ante cada embestida, observar como su boca aprendía y se amoldaba a las pollas, sentir como su culo se abría de una forma no esperada lo convertía en un ser al que quería conocer. Ahora se sentía  más próximo a él porque deseaba lo mismo que ella...Sentirse una cerda viciosa. Por fin conocía a alguien con el que compartir toda su hambre.










 





 

 


 

 

 

 

 

1 comment:

Anonymous said...

Gracias por compartir con todas nosotras estas maravillas de la naturaleza, ya me gustaria llegar a ser como ellas.
Podrias poner algun curso o algo asi XD
Besos