QUIERO SER UNA PUTA GOTICA

Quiero ser la traviesa más siniestra y practicar los rituales más depravados. Estoy cansada de esconderme en casa. Esta noche me vestiré con mis mejores galas y acudiré a algún local de góticos. Me voy a poner las botas con todo hombre o mujer que me deje. Quiero que me violen como a una perra. Que se corran en mi. Beberé hasta perder el sentido. Al amanecer descansaré y al tener que volver a trabajar olvidaré todo y volveré a mi vida cotidiana. Necesito ser esa puta gótica que se esconde en mi lavabo, maquillada y armada para seducir. Vestida de negro. Soy una sierva del señor del sexo. Soy una guarra. Pero me gusta tanto...


















2 comments:

Eli CD said...

Ojala fuera yo ese Dios del sexo...

Raúl said...

Nena, ¿dónde están unas buenas botas negras?
Esos tacones de gatita no hacen justicia a una diosa gotica como tú.
Tu verás, pero sobre mis hombros solo te pemito unas buenas botas.