ESTOY MAS BUENA QUE MI MUJER

Siempre pensé que el dia en que me descubriera mi mujer vestido con su ropa sería muy traumático para los dos. Nada más alejado de la realidad. Ella se puso a llorar, la muy tonta. A mi me dió igual, la verdad. No me habló durante un tiempo. No es muy guapa de cara pero tiene un cuerpazo increlible. Es una de esas feas que acaban en el asiento de atrás un sábado a las 5 de la madrugada. Yo, al contrario. Tengo una cara muy femenina que con unos retoques de maquillaje y una buena peluca hace las delicias de los que me miran desde arriba...como me gusta comermelas. Mi mujer me deja via libre, incluso observa si traigo a alguien a casa. Se que me admira por lo femenino que puedo ser. Cualquier trapito, lencería o zapato de moda me queda que ni Sex in NY...Me corro con solo mirar la ropa en los escaparetes y pensar como me quedará. Ahora es ella la que me quita mi ropa y yo soy quien, enojado, tengo que ir a quitarsela de su armario...























No comments: